Menú Cerrar

Miomas Intrauterinos

En muchas ocasiones, las mujeres acuden a consulta con síntomas vinculados a fuertes dolores pélvicos e importantes alteraciones de la regla. Y en muchos de esos casos, las complicaciones son producidas por miomas intrauterinos.

Los miomas son tumores benignos que se presentan debido a un crecimiento anormal de las fibras musculares del útero, se desarrollan principalmente en mujeres con edad fértil y su influencia se evalúa según su ubicación, cantidad y tamaño.

Existen varios tipos de miomas:

  • Subserosos: se forman debajo de la capa externa del útero.
  • Intramurales: se forman en el interior de la pared uterina.
  • Sumucosos: se forman debajo de la superficie interna del útero

Los miomas son tumores benignos asintomáticos que muy probablemente se transformarán en un cáncer, suelen estar presentes en la mayoría de las mujeres y con el seguimiento correspondiente no deberían desarrollar mayores complicaciones.

Son tumores benignos así que no representan riesgo a la vida, sin embargo pueden desarrollar algunas complicaciones dependiendo de su ubicación, tamaño y número. En algunos casos solo requieren vigilancia en los controles de rutina, mientras que en otros se debe aplicar tratamiento según el caso particular de cada paciente.

Los miomas submucosos suelen ser los más problemáticos debido a que son los que presentan mayor cantidad de síntomas. Entre las principales molestias que suelen causar estos fibromas se encuentran:

  • Dolor en la zona abdominal
  • Reglas abundantes
  • Sangrado intermenstrual
  • Anemia
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Ganas de orinar con mucha frecuencia
  • Problemas de fertilidad
  • Problemas durante el embarazo y el parto.

El tratamiento para los miomas dependerá siempre del criterio del especialista, hay algunos que no tienen tendencia a crecer ni a desarrollar síntomas y solo requieren vigilancia, en casos más complejos como un tamaño excesivo u otras alteraciones, se puede optar por la extracción mediante cirugía.

El que definitivamente debe operarse es el mioma submucoso, por estar en el interior del útero y por su conexión con el canal endometrial. Este mioma produce reglas muy abundantes.

Formas de extracción de miomas:

  • La miomectomía que consiste en la extirpación del mioma sin afectar el útero, esta opción es recomendada para las mujeres fértiles que desean concebir.
  • La histerectomía en la cual se extrae total o parcialmente el útero eliminando por completo los problemas relacionados a los fibromas y a otras patologías que afectan esta área del cuerpo, como el cáncer de cuello uterino. Esta, es recomendada a mujeres postmenopáusicas o que ya no desean tener más hijos.

La operación consiste en extraer el o los miomas o el útero completo. La extracción del útero, conocida como histerectomía total, procede cuando la mujer ya no es fértil o ha decidido no tener más embarazos.

No, por el contrario, facilita las relaciones sexuales. Los casos que se han presentado se deben a que la mujer ya padecía la disfunción.

Los dos criterios vertebrales para una operación del o de los miomas uterinos son: el exceso de dolor y sangrado en la paciente y cuando su tamaño, asociado a su peso (20 kgs), alcanza los 5 cm o más.

Las afectaciones que los miomas pueden desarrollar en este aspecto, también dependen de su ubicación, tamaño y número, los miomas submucosos por lo general son los que causan problemas de implantación del embrión en el útero. En este caso la recomendación podría ser la extirpación.

Si una mujer posee miomas uterinos y planifica un embarazo, la recomendación es evaluar junto a su ginecólogo las medidas a tomar en referencia a estos, antes de iniciar la búsqueda de una gestación.

Cuando los miomas son detectados durante el embarazo, el seguimiento y cuidado de la gestación se incrementa.

Las complicaciones que se puedan presentar van a depender de la situación particular de la embarazada. Se evalúa la ubicación, el tamaño y la cantidad de miomas presentes en el útero y a partir de allí se establecen los riesgos y las medidas a tomar.

Con este diagnóstico es poco probable que el desarrollo del feto se vea afectado, de hecho un embarazo con miomas uterinos tiene por lo general un buen pronóstico pero requiere de más cuidados para hacer seguimiento a las incomodidades y complicaciones que se presentan, incluso, los controles se dan con mayor periodicidad.

Hay que tener en cuenta que cada situación es particular por ello es el especialista quien dará su apreciación según cada caso.

  • Posición fetal incorrecta
  • Obstaculización del canal de parto
  • Hemorragias
  • Alteraciones en la contractibilidad uterina
  • Sangrado
  • Dolor abdominal
  • Riesgo de aborto durante el primer trimestre
  • Riesgo de parto prematuro
  • Incomodidad por falta de espacio

AQUÍ PODRÁS VER TODOS LOS VIDEOS QUE HEMOS REALIZADO SOBRE ESTE TEMA:

Hola ¿Aún tienes consultas? Hemos habilitado una nueva forma de atenderte

WhatsApp SOLICITAR HORA DE ATENCIÓN