Menú Cerrar

Embarazo Gemelar

El embarazo es una etapa inolvidable en la vida de toda mujer. De igual forma, todo puede tornarse mucho más sorpresivo cuando se trata de mellizos o gemelos. Empezamos a hacernos preguntas ¿Es el cuidado el mismo? ¿En qué varía el proceso?… Por ello, te decimos a continuación todo lo que debes saber acerca del embarazo gemelar.

Hay tres:

Embarazo bicorial-biamniótico: cuando cada uno de los bebés tiene su propia placenta  y sus propios sacos amnióticos.

Embarazo monocorial-biamniótico: Es cuando los bebés comparten la placenta pero están en sacos amnióticos separados y tiene mayores riesgos como compartir flujo sanguíneo.

Embarazo monocorial-monoamniótico: Es cuando los bebés comparten la placenta y el saco amniótico.

Se puede presentar en 1 de cada 100 embarazos,  e inclusive existe la posibilidad de 1 de cada 80 embarazos, esta incidencia ha ido aumentando debido a que las mujeres han postergado su maternidad, por la fertilización asistida avanzada.

El control prenatal de un embarazo gemelar es mucho más exhaustivo y frecuentes que en un embarazo normal.

En un embarazo monocorial-biamniótico la futura mamá debe visitar al ginecólogo-obstetra con mayor regularidad y se le realiza constantemente el estudio con doppler a fin de hacer seguimiento estricto al flujo sanguíneo.

Riesgo de parto prematuro debido a que la madre presenta contracciones antes de tiempo por la presión que ejerce la mayor cantidad de volumen dentro del útero.

La complicación más común que se presenta en este tipo de embarazo es el síndrome de transfusión feto fetal y sin el debido cuidado puede llegar a causar la muerte de ambos bebés.

En ocasiones esto se da porque se forman conexiones anómalas en venas y arterias ocasionando que el flujo sanguíneo se distribuya más hacia un bebé que hacia el otro.

AQUÍ PODRÁS VER TODOS LOS VIDEOS QUE HEMOS REALIZADO SOBRE ESTE TEMA:

Hola ¿Aún tienes consultas? Hemos habilitado una nueva forma de atenderte

WhatsApp SOLICITAR HORA DE ATENCIÓN