cancer-de-mama-exploracion-

Reduce el riesgo de padecer de cáncer de mama

Un mal que se está apoderando de las mujeres de nuestra época es el cáncer de mama, la mamografía es la prueba más eficaz para detectar esta enfermedad es porque permite detectar lesiones en la mama hasta dos años antes de que se hagan palpables.

La realización periódica de pruebas para detectar alguna anomalía es fundamental para prevenir cualquier tipo de enfermedad, las mujeres deben acudir como mínimo una vez al año con su ginecólogo.

El cáncer de mama puede prevenirse siempre y cuando tengamos un seguimiento periódico y prolongado, Uno de los mayores errores que cometen las mujeres es esperar a tener algún tipo de dolencia para asistir al ginecólogo para realizarse un examen.

El desconocimiento y la falta de prevención está provocando fallecimientos y operaciones que podrían haberse resuelto con un diagnóstico a tiempo, todas las mujeres de entre 50 y 69 deben hacerse una mamografía pese a que no hayan tenido síntomas con anterioridad.

Además de la mamografía, se recomienda tener un control sobre el propio cuerpo, la autoexploración va de la mano de conocer los pechos, los cambios o detectar alguna alteración.

Beneficio de la detección precoz

Si se detecta un cáncer de mama en las etapas iniciales se puede tratar sin necesidad de extirpar el seno, es decir una mastectomía. Igualmente, reduce el riesgo de morir por la enfermedad en un 25 % o 30 %.

La mamografía es un procedimiento rápido (alrededor de 20 minutos), y la incomodidad es mínima para la mayoría de las mujeres. El procedimiento es seguro: solo existe una diminuta cantidad de exposición a la radiación.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, alrededor del 10 % de las mujeres (1 de 10) que se hace una mamografía necesitan más análisis. Solo entre un 8% y un 10 % de estas mujeres necesitan una biopsia, y alrededor de un 80 % de estas biopsias no resultan ser cáncer.

WhatsApp Estamos en WhatsApp