¿Qué le pasa a nuestros huesos cuando no consumimos calcio?

El cuidado de los huesos parte desde el nacimiento de la persona, y el elemento principal para un sistema óseo sano y fuerte, es el calcio. En este aspecto, el doctor Juan Pablo Poblete explica que hasta los 20 años, los huesos tienen la capacidad de absorber el calcio ingerido a través de la dieta u algunos suplementos.

Sin embargo, el sistema óseo no es el único que requiere de calcio para su correcto funcionamiento, el doctor Poblete agrega que todas las acciones del organismo se asocian al calcio y si una persona tiene déficit de este mineral en su dieta, el cuerpo empezará a tomar la cantidad que necesite de los huesos, causando así la desmineralización de los mismos.

Esto quiere decir que una persona que no consume la cantidad de calcio requerida por su cuerpo, se arriesga a que su propio organismo debilite su masa ósea causando la aparición de osteopenia y posteriormente osteoporosis.

¿Qué osteopenia y como se relaciona con la osteoporosis?

La osteopenia consiste en la disminución de la masa ósea y sin la atención adecuada puede convertirse en osteoporosis que es una condición más severa en la que los huesos se vuelven tan frágiles que el riesgo de fractura es muy alto.

Esta, es una condición común en personas de la tercera y cuarta edad, sobretodo en mujeres postmenopausicas y en personas con factores de riego como:

  • Alteraciones en la tiroides
  • Mala nutrición
  • Ingesta de corticoides
  • Antecedentes familiares
  • Sedentarismo
  • Abuso del consumo de alcohol y tabaco

¿Cómo se diagnostica y previene la pérdida de la masa ósea?

La pérdida de la masa ósea no presenta ningún tipo de síntomas, la única forma de conocer los niveles de calcio en los huesos es a través de una densitometría ósea, la cual estudia la densidad de minerales presentes en los huesos largos, la columna y la cadera.

Una dieta rica en calcio no siempre suele ser suficiente para dotar al cuerpo de este importante mineral, para ello los especialistas recomiendan la suplementación a través de la ingesta de comprimidos calcio y vitamina D.

La actividad física también contribuye al fortalecimiento de los huesos, por lo que salir a trotar o cualquier otro ejercicio de impacto, beneficiará la salud de sus huesos.

WhatsApp Estamos en WhatsApp