Pérdida de sangre durante el primer trimestre de embarazo

El primer trimestre del embarazo es el período inicial de la gestación y cubre las primeras 12 o 14 semanas. Durante esta etapa podrían experimentarse episodios de pérdida de sangre los cuales no son normales y requieren control.

Así lo afirma el matrón, Ángelo Alvear, quien además detalla que cuando hay sangramiento en esta primera etapa del embarazo podría ser a causa de alguna alteración que bien podría ser transitoria pero en algunos casos puede resultar en un aborto espontáneo.

Durante las primeras semanas de gestación, el óvulo implantado busca su lugar en el útero, de no lograr fijarse correctamente es probable que el embarazo no sea viable y como un proceso natural, el cuerpo expulsa el embrión a través del sangrado.

El especialista indica que en este caso, incluso la mujer nunca llega a enterarse que hubo un embarazo y confunde el sangrado con su período menstrual.

Sin embargo, no en todos los casos de sangrado son indicio de pérdida del embarazo, ya que existen otros factores que causan pérdida de sangre pero que con atención y tratamiento puede ser transitorio.

Entre las causas de este fenómeno se encuentran: el sangrado por implantación del embrión en el útero, infección en la zona pélvica, maltrato durante la relación sexual, desprendimiento de la placenta o presencia de pólipos.

Si una mujer embarazada experimenta sangrado, bien sea abundante o por pequeñas pérdidas ocasionales, debe consultar con su médico tratante a fin de identificar las causas y atacarlas en el menor tiempo posible.