Los riesgos de la preeclampsia durante el embarazo

La preeclampsia es una de las enfermedades más frecuentes durante el embarazo y es potencialmente peligrosa para la madre y el bebé. Consiste en una subida de la tensión arterial que trae consigo complicaciones en el funcionamiento de los órganos de la madre y en el desarrollo del bebé.

Esta condición suele aparecer en las primeras semanas de embarazo pero se evidencia generalmente en el tercer trimestre.

Los síntomas que se presentan con la preeclampsia son dolores constantes de cabeza, inflamación en manos, muñecas, cara y tobillos, aumento de peso repentino, visión borrosa y menor necesidad de orinar.

Algunos de los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollo preeclampsia en el embarazo son: el sobrepeso, gestar el primer embarazo, embarazo múltiple, tener menos de 16 o más de 40, ser hipertensa, ser diabética o padecer enfermedades renales.

El control prenatal es fundamental para detectar este tipo de problemas a tiempo. Cuando se diagnostica la preeclampsia la mujer debe someterse a una dieta baja en sal al mismo tiempo que se administran una serie de medicamentos para controlar la presión arterial de la madre y madurar los pulmones del bebé en caso de presentarse un parto prematuro.

Sin la debida atención y tratamiento se corre el riesgo de muerte o daños irreversibles.

WhatsApp Estamos en WhatsApp