Las bebidas gaseosas con o sin azúcar te descalcifican y engordan

 

Las bebidas carbonatadas denominadas gaseosas, refrescos, fresco o soda, dependiendo del país, es una bebida saborizada, hecha con agua carbonatada, edulcorantes naturales como fructosa o sacarosa, o sintéticos.

Las bebidas carbonatadas, con o sin azúcar, siempre son un atractivo, pero es necesario reducir considerablemente su consumo, aunque lo mejor definitivamente es evitarlas.

Las bebidas carbonatadas con o sin azúcar, además de engordar a las personas destruyen la dentadura y las descalcifican. También las no carbonatadas con o sin azúcar engordan a las personas.

Evitarlas no es fácil, pero sí es necesario hacerlo. Puedes sustituirlas por limón, frutas, jengibre y albahaca.

Inténtalo, es la recomendación de la nutricionista Laura Figari del Centro de Atención Mujer Integral.

 

WhatsApp ¡Solicitar consulta en Clínica!