Hablemos de los anticonceptivos reversibles de larga duración

Los anticonceptivos reversibles de larga duración o LARC por sus siglas en inglés, son dispositivos anticonceptivos que protegen a la mujer del embarazo por períodos extendidos de tiempo.

La doctora Lía Muñoz explica que una de las ventajas de estos dispositivos, además de prevenir un embarazo no deseado, es que no necesitan ser recordados periódicamente pues según su tipo, tienen una duración de 3, 5 o 10 años.

Los LARC, pueden colocarse por dos vías: transdérmica o intrauterina dependiendo de la preferencia de la mujer y de las recomendaciones del especialista médico, quien determinará cuál es el más adecuado según el historial clínico de la paciente.

Implante transdérmico

Este método consiste en la segregación de hormonas por parte de uno o dos bastones de silicona del tamaño de un fósforo que un especialista médico coloca bajo la piel del brazo. Es completamente efectivo y no se ve a simple vista.

Tienen una duración de 3 y 5 años según la preferencia de la mujer, una vez implantado, el dispositivo segrega una pequeña cantidad de hormonas diarias las cuales evitan que los ovarios liberen óvulos y además vuelve el moco cervical más espeso lo que impide el paso de los espermatozoides.

El implante transdérmico requiere de personal especializado tanto para su colocación como para su extracción, sus efectos son reversibles una vez fuera del cuerpo.

Dispositivo intrauterino o DIU

Es uno de los métodos anticonceptivos más efectivos, es un pequeño dispositivo flexible en forma de T con dos hilos en el extremo que se implanta en el útero a través de la vagina. Hay dos tipos de DIU, con hormonas y sin hormonas.

La presentación sin hormonas tiene anillos de cobre que liberan iones (ideal para mujeres con poco tolerancia a las hormonas), no evita que se liberen los óvulos durante el ciclo menstrual pero si impide el paso de los espermatozoides hasta estos.

La otra opción desprende progestina, la cual vuelve espeso el moco cervical y previene la liberación de óvulos.

Los DIU tienen una duración de 3, 5 o 10 años y pueden ser extraídos cuando la mujer decida por un personal capacitado, una vez retirado se revierten sus efectos y se puede salir embarazada en cualquier momento.

Los LARC son métodos altamente eficaces y seguros, sin embargo debe ser orientada por su médico de confianza sobre cuál es el más indicado para usted según organismo y sus necesidades.