El líquido amniótico es el ambiente donde se desarrolla el bebé

 

El  embarazo o gravidez ​es el período que transcurre entre la implantación del cigoto en el útero, hasta el momento del parto. Su relación con el líquido amniótico es relevante. Precisamente sobre el líquido amniótico el Dr. Juan Pablo Poblete nos habla en el programa de hoy.

¿Qué es líquido amniótico?

El Dr. Poblete recuerda que el cuerpo humano es 80% líquido. Esto es bueno no olvidarlo, así como tampoco que el líquido amniótico es 70%  orina del bebé y 30% de la membrana amnios; pero además, es importante saber, —recuerda el Dr. Poblete—, que el líquido amniótico es el fluido líquido que rodea al embrión, luego al feto y finalmente al bebé; siempre está presente durante la formación del niño o niña.

El líquido amniótico permite la formación de los pulmones, del aparato digestivo y de la piel.  

Cuidar el  líquido amniótico

En un vientre materno en situación de embarazo es fácil apreciar la placenta y el cordón umbilical que sale de la placenta y se conecta con el ombligo del bebé, por donde pasan todos los nutrientes. También se observa el embrión nadando en el líquido amniótico.

El líquido amniótico depende de la cantidad de líquidos que ingiere la embarazada. Todos los líquidos se pueden consumir, destaca el Dr. Poblete, salvo la ruda y el alcohol.  

Su mantenimiento depende de la cantidad de líquidos que consume la mujer en situación de embarazo. El mantenimiento siempre será igual, indistintamente del número de niños: dos, tres, cuatro o más.  

Dos litros y medio diario es lo recomendable, destaca el Dr. Juan Pablo Poblete. Tocarse el vientre es una manera de reconocer la cantidad de líquido amniótico.

Problemas en el embarazo

Cuando hay problemas durante el embarazo se procede a extraer una muestra del líquido amniótico, con el fin de reconocer a través de diversos exámenes, como están los riñones, la piel y la maduración de los pulmones, en el caso de tener que extraer al bebé en forma precoz.

Inclusive, a través de una muestra del líquido amniótico, es posible realizar algunos exámenes genéticos, no asociados al líquido amniótico, pero sí a la placenta, con el fin de obtener diagnósticos de enfermedades como el Síndrome de Down y otras patologías genéticas más complejas.

La pérdida del líquido amniótico

La única razón para perder líquido amniótico es la ruptura prematura de membrana o la ruptura de las membranas durante el trabajo de parto.

Cuando se presume su pérdida, la cual se reconoce porque el líquido llega al piso y moja los zapatos, es urgente que la embarazada consulte a su ginecólogo.

Cuando el parto ocurre antes del tiempo, a las 48 horas de romperse las membranas, en el 70% de los casos se produce el nacimiento. Por lo tanto si el embarazo es precoz, requiere un tratamiento para tratar de evitarlo.

Lo más importante, recordó el Dr. Poblete, es el consumo de líquidos y estar alerta a la pérdida del líquido amniótico.

WhatsApp Estamos en WhatsApp