Complicaciones que conducen a una cesárea

Evitar los dolores que trae consigo el parto natural y programar la fecha y hora en que van a traer a su bebé al mundo, son razones tentativas para que algunas mujeres decidan practicarse una cesárea en vez de tener un parto natural.

En este contexto, la doctora Ángela Canales, explica que la cesárea es una cirugía mayor que no se debe tomar a la ligera y que solo debe efectuarse si el riesgo por parto para la madre o el bebé es mayor que la cirugía.

¿Cuándo debo practicarme una cesárea?

La especialista señala que la vía natural para el nacimiento de un bebé es el parto, sin embargo, durante el embarazo e incluso en el proceso de alumbramiento pueden surgir complicaciones que inducirán a la realización de una intervención quirúrgica.

Entre las principales causas para realizar una cesárea se encuentran:

La posición del bebé: si al término del embarazo el bebé se encuentra en una posición podálica (de nalgas) o transversa (de lado).

Placenta previa: cuando la placenta se encuentra bajo en el útero

Desprendimiento prematuro de placenta: la placenta se separa de la pared uterina

Sufrimiento fetal: La causa más común es la falta de oxígeno para el bebé.

Preeclampsia: una condición que implica la presión arterial alta durante el embarazo

Debilidad en el piso pélvico: si la madre posee debilidad en la pelvis o esta es muy pequeña en comparación con el peso y talla del bebé

WhatsApp Estamos en WhatsApp