¿Cómo contabilizar mi reserva folicular?

La reserva folicular tiene que ver con la capacidad de la mujer de tener un embarazo de forma natural. Todas las mujeres tienen un conteo específico de folículos y por ende de óvulos, a diferencia de los hombres, nacen con un número limitado de folículos los cuales van muriendo en el trascurso de los años.

Así lo señala la doctora Ángela Canales, quien además explica que después de los 40 años, no solo la cantidad de folículos es muy poca sino que además no son de buena calidad  y de allí surgen las complicaciones para lograr un embarazo o el riesgo de concebir niños con alteraciones genéticas como el síndrome de Down.

¿Qué son los folículos?

Un folículo preantral es una pequeña capsula ubicada en el ovario que contiene un óvulo inmaduro, con cada ciclo menstrual una cantidad de folículos inicia un proceso de maduración de los cuales solo uno logra llegar a la ovulación, el resto es desechado.

Con un volumen limitado de folículos y la pérdida mensual de muchos de ellos durante el ciclo menstrual, llega un punto en que estos se agotan, y es en ese momento que llega la menopausia y la mujer pierde la capacidad de embarazarse.

¿Cómo hacer un recuento de mi reserva folicular?

Existen varios métodos para determinar la reserva folicular o lo que es lo mismo, la reserva ovárica de la mujer.

Ecografía: la reserva ovárica o folicular puede medirse a través de una ecografía realizada durante los primeros siete días del ciclo menstrual, específicamente del cuarto al séptimo día, durante los cuales son visibles los folículos preantrales inmaduros que inician la maduración en ese ciclo menstrual.

Si el conteo es de siete y ocho folículos, estamos ante una buena reserva ovárica, sin embargo un resultado por debajo de ese número significa que la reserva es disminuida.

Perfiles hormonales: entre ellos el más efectivo es el análisis de la hormona antimulleriana que es una hormona presente en la mujer desde la pubertad hasta la menopausia, y sus niveles disminuyen progresivamente con el paso del tiempo. La medición de esta hormona mediante un examen de sangre permite el conteo folicular en la mujer.

Un método menos conocido es la medición de la Inhibina B cuya concentración indica el volumen de folículos en los ovarios.

Cabe destacar que una mujer con bajas reservas foliculares puede optar por la fertilidad asistida mediante la congelación de ovarios.

WhatsApp Estamos en WhatsApp