Mujer integral anticoncepcion emergencias

La anticoncepción de emergencia no es un anticonceptivo

 

La pastilla del día

Lo primero que debe tenerse presente al hablar de anticoncepción de emergencia, también conocida como pastilla o píldora del día después, o contracepción poscoital de emergencia, es que ésta no es un método anticonceptivo. Como bien lo dice su nombre, refiere la matrona Janice Reyes, es una medida preventiva no abortiva que anula el embarazo. En otras palabras, actúa antes que el óvulo y el espermatozoide se junten.

En qué momento debe administrarse

Al no ser un anticonceptivo, no puede usarse diariamente, su administración, siempre bajo supervisión médica, antes y después del consumo, debe aplicarse al día siguiente de haber tenido una relación sin protección, antes de haber transcurrido 72 horas, mientras más rápido mejor. Pasado el lapso de 72 horas la píldora del día después pierde su función.

Efectos secundarios

La consulta médica y la supervisión son determinantes, pues hay un conjunto de condiciones que deben conocerse antes de su administración. Los efectos más comunes de su consumo son: náuseas, vómitos, dolor abdominal, cefalea y cansancio.

Para más seguridad

Bajo ninguna circunstancia debe administrarse semanalmente ni todos los días, no solo por la alta dosis de hormonas que contienen las píldoras, sino porque cuando no se aplica para el uso específico que tiene la anticoncepción de emergencia, suelen generarse trastornos en el ciclo menstrual que originan reglas falsas. Por eso cuando hay abusos, siempre es conveniente la consulta médica después del consumo y la prueba de embarazo. Esta última debe aplicarse inclusive cuando hay regla.

Por eso, insiste la matrona Janice Reyes, la norma es consulta médica previa y posterior al consumo; solo administrarla en situaciones de emergencia y si lo que quiere la paciente es usar regularmente un método anticonceptivo, la consulta con el ginecólogo es obligatoria.

 

WhatsApp ¡Solicitar consulta en Clínica!