Menú Cerrar

Anorexia y Bulimia: reconocimiento y combate

ANOREXIA Y BULIMIA son trastornos de naturaleza nerviosa, psiquiátrica y generalmente crónica, que tienen que ver con  la conducta alimentaria.  Aunque son muy diferentes, el patrón que las une es una alteración de la imagen corporal, en quienes la padecen.

Al respecto cabe destacar, antes de comenzar la explicación,  un hecho estadístico, refiere la nutricionista Laura Figari: de cada 10 personas que padecen estos dos  trastornos, uno es hombre. Significa esto que hoy nuestra explicación y los tips que daremos también son válidos para los caballeros que las padecen.

 

Asimismo, destaca la nutricionista Laura Figari, que la familia: mamá, papá, abuelos, tías, tíos y hermanos mayores, deben estar atentos a lo que ocurre en sus hogares con las conductas alimentarias de los parientes más jóvenes, específicamente de niños, niñas, adolescentes y de las mujeres jóvenes, sin olvidar a los varones.

Lo característico en quienes padecen ambos trastornos es su obsesión por el peso y el hecho de no estar alimentándose bien. También es común que dejen de socializar y muestren tendencia a esconderse; además, es fácil apreciar en casi todos los que sufren estas enfermedades, un deterioro de sus cuerpos y algunas alteraciones cerebrales y de las hormonas sexuales.

La anorexia nerviosa se caracteriza por un rechazo a comer.  Predomina en los y las anoréxicas, el miedo alimentario y una marcada obsesión por estar por debajo del peso límite para sus condiciones físicas (edad y estatura).  Suelen usar ropa que no corresponde a su talla (más holgada), pues se ven gruesas y curvilíneas (las mujeres) y gordos o con mucho sobrepeso los varones. Otro detalle inquietante es que se aprecian no comprendidas ni comprendidos.

En el caso de las hembras (niñas, adolescentes y mujeres jóvenes), a excepción de las niñas, por supuesto, es que dejan de menstruar, hecho que si se repite por tres ciclos consecutivos, significa que están en presencia de una menorrea, de la cual salen al recuperar su peso.

Lo común es que las anoréxicas se abriguen mucho en tiempo de calor, pues sienten mucho frío precisamente por la pérdida del porcentaje de grasa de su cuerpo, muy por debajo de los parámetros. El uso abusivo del abrigo origina la presencia de vellos en sitios poco comunes. Otro elemento relevante es la caída del cabello.

La bulimia nerviosa es característica en niñas, niños y adolescentes con peso normal o sobrepeso. Quienes la padecen suelen hacer ayuna, pasar hasta 12 horas sin comer, para luego comer en exceso, generalmente sin darse cuenta ni saber lo que comieron, Lo que sí es cierto es que luego nace la culpa y el surgimiento de conductas compensatorias, como la inducción del vómito. Asimismo, usan laxantes en forma excesiva y tienen ayunos prolongados, hasta de 15 o más horas. Este suele ser el ciclo permanente de las personas que tienen este trastorno.

El diagnóstico de ambos trastornos empieza en el hogar, los padres deben estar atentos a los hábitos de alimentación de sus hijos, de su peso, talla, condiciones físicas, compartir familiar y otras conductas. La recomendación vertebral para los padres, es que al notar algunas de estas alteraciones, busquen ayuda profesional especializada y apoyen afectivamente a quienes la padecen… La mejor solución es evitar estos trastornos con una sólida educación.

¿Mayor información?

Posted in 20Ene,Nutrición,Nutricionista Laura Figari

Artículos Relacionados

WhatsApp SOLICITAR HORA DE ATENCIÓN