Menú Cerrar

Anestesia epidural para mejorar la experiencia del parto

Si eres mujer y haz tenido por lo menos un parto natural, debes saber lo dolorosa que puede llegar a ser esta experiencia que al final resulta ser uno de los momentos más felices de la vida. Para lograr tener una experiencia aún más feliz y con menos dolor, la medicina moderna ofrece una alternativa.

La matrona Janice Reyes, explica que la anestesia epidural o peridural es un anestésico local que se aplica durante el proceso de parto en las vértebras ubicadas a nivel lumbar, el analgésico disminuye la sensación de dolor en la pelvis y las extremidades inferiores pero no impide que la madre esté consciente y participativa durante el parto.

Este procedimiento debe ser aplicado por un anestesista que es el especialista capacitado para su colocación, la madre debe estar sentada o acostada de lado con la cabeza inclinada hacia delante y la espalda arqueada, para evitar complicaciones es necesario que la paciente permanezca inmóvil durante la punción.

La epidural se aplica solo cuando la dilatación se ubica en 4 o 5 cm y tarda por lo menos de 10 a 20 minutos para surtir un efecto completo, el dolor a causa de las contracciones se reduce pero aún estará presente la presión muscular y la movilidad que permitirán a la madre estar activa en el parto.

Aunque en la gran mayoría de los casos, no ocurren complicaciones, existe una pequeña posibilidad de que con la aplicación de este anestésico se experimenten dolores de cabeza, bajada de presión arterial, escalofríos o pérdida de la capacidad de pujar.

Si está embarazada y se prepara para el momento del parto, es recomendable que converse con su médico tratante sobre esta alternativa.

WhatsApp SOLICITAR HORA DE ATENCIÓN